TRAIL desafío Reliquias-PERDONANZA

Trail Desafio Reliquias-Perdonanza

Definitivamente no estamos ante “otra carrera más”; tanto por la fecha en que se celebra, como por el recorrido, estamos hablando de una carrera única por la propia historia.

Tres eventos únicos

El Desafío

Trail Desafio Reliquias-Perdonanza

¡Corre por tu historia!

Definitivamente no estamos ante “otra carrera más”; tanto por la fecha en que se celebra, como por el recorrido estamos hablando de una carrera única por sus características históricas

La ruta

La Ruta de Las Reliquias

¡El origen del camino!

La Hermandad de los Estvdiantes dejará marcada la RUTA DE LAS RELIQUIAS con mojones de hormigón  con la colaboración de los Ayuntamientos por los que la Ruta discurre : Morcín, Ribera y Oviedo.

La Recreacion

Recreación Alfonso II "El Casto"

¡El traslado del Arca!

se desarrollará una recreación histórica  del TRASLADO que el REY ALFONSO II el CASTO realizó con sus caballeros con el ARCA SANTA y sus reliquias desde el MONSACRO a la CATEDRAL DE OVIEDO en el año 808.

Contexto Histórico

El Arca

El Arca Santa

Obra excepcional de orfebrería

El ARCA SANTA  de la Catedral de Oviedo. Antaño escondida en el MONSACRO, guardó las mayores reliquias de la Cristiandad que en la CAMARA SANTA DE LA CATEDRAL DE OVIEDO se veneran desde hace siglos. Testigo de su apertura en el año 1075 fue el mismísimo CID CAMPEADOR.

El Santo Sudario

El Santo Sudario

Cubrió el rostro del señor

Es  la prenda que cubrió el rostro del señor al bajarlo de la cruz y por tanto impregnado de su sangre que se conserva en la CAMARA SANTA  de la CATEDRAL DE OVIEDO.

se puede visitar todos los días en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo

El Monsacro

El Monsacro y las Reliquias

El pozo de Santo Toribio

“De acuerdo con la leyenda, estas reliquias fueron llevadas a África desde Jerusalén cuando ésta fue tomada por el rey persa Cosroes; y de allí a Cartagena, Sevilla, Toledo, el Monsacro y Oviedo. Al principio fueron guardadas por los godos en Santo Toribio, cerca de los Escobios de Morcín…”